Misión Esperanza

Mision Esperanza

Un 12% de la población de Venezuela padece algún tipo de diabetes. Insulina y diferentes medicamentos han sido hasta el momento los únicos tratamientos pero la Misión Esperanza permite contar con una nueva alternativa para el tratamiento de la enfermedad. Esta misión se centra en el uso de una terapia con células madre para tratar diabetes mellitus y cuya técnica se ha desarrollado en Argentina gracias a unos médicos e investigadores. Dos venezolanos tuvieron la idea de crear el proyecto Misión Esperanza para aplicar esta técnica en el país y mejorar la calidad de vida de los diabéticos, ofreciéndoles así una opción más para ello.

De este modo, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) ha entrado a formar parte del proyecto para que los beneficios de este tratamiento puedan llegar al todos los pacientes que sea posible. Poco se sabe de la ejecución de este plan. En el año 2008 se estaban trayendo y formando a médicos, así como adecuando áreas, para poder llevar a cabo estos implantes de células madre. Cuando estuviera todo en marcha se comenzarán las intervenciones.

La insulina y los medicamentos para la diabetes regulan la cantidad de azúcar que hay en la sangre para que la enfermedad esté controlada pero no soluciona el problema desde su origen. Por eso, la Misión Esperanza genera muchísimas expectativas porque debido al uso e implante de células madre se logrará curar la diabetes de raíz. La hiperglucemia puede acarrear complicaciones en la vista, nerviosas y renales, algo que las personas que tienen diabetes temen que suceda; por eso, si con las células madre se consigue solucionar su causa, se podrá prevenir y hacer descender el avance de estas complicaciones.

En qué consiste el tratamiento de la Misión Esperanza

La técnica nace dentro de un programa desarrollado el en la Universidad de Shandong desde el año 2006, aunque la técnica como tal ve la luz en Argentina gracias al doctor Roberto Fernández Viña, en el año 1999. Este profesional logró un 60% de éxito consiguiendo que los pacientes pudieran dejar la insulina y las pastillas en las fases I y II de la enfermedad.

El tratamiento se centra en extraer células madre de la médula ósea del propio paciente y separarlas de glóbulos rojos y blancos de cualquier componente que haya en el líquido de la médula. Estas células se vuelven a inyectar selectivamente desde la ingle, en una arteria que llega directamente hasta el páncreas.

Noticias relacionadas

El intercambio de opiniones engrandece cualquier tipo de competencias. Por este motivo, hemos establecido este espacio para ti con la finalidad de que puedas escribir tu parecer sobre estos asuntos que tenemos en nuestra página web y que de esta forma puedas conversar con otras personas que vengan hasta aquí y tengan ganas establecer una charla respecto a la relevancia que posee este asunto para vosotros o respecto a lo que os guste debatir respecto a vuestra propia situación. Todo ello será muy beneficioso y conseguirá mejorar la experiencia y los datos que todos podéis establecer con vuestras opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *