Misión Zamora

Mision Zamora

La Misión Zamora nació en el año 2001 y tiene como finalidad trasformar las tierras en unidades económicas productivas para que puedan entrar a formar parte de las políticas agroalimentarias que se incluyen en los de Desarrollo del Ejecutivo Nacional.

De este modo, con la Misión Zamora se pretende reorganizar la tenencia y la utilización de tierras que tengan vocación agrícola para terminar con el latifundio y fomentar el desarrollo del entorno rural en los ejes estratégicos del país. Asimismo, también tiene como objetivo garantizar la seguridad alimentaria de los venezolanos con un desarrollo sustentable de su agricultura respecto a términos técnicos, ambientales, políticos, sociales y económicos.

Para todo ello, se entregan cartas agrarias, se conceden créditos y financiación y también se proporciona a los habitantes de estas zonas maquinaria, tractores o sistemas de riego.

La Misión Zamora y la defensa de la tierra

Una parte importante de la población campesina de Venezuela no cuenta con un espacio donde poder levantar su hogar o poder cultivar para proporcionar alimentación a la familia. El Gobierno bolivariano puso en marcha esta política agraria buscando compensar esa deuda ancestral e histórica que había quitado al pueblo su medio de sustento fundamental: la tierra.

Con todo ello, el pequeño agricultor entra a formar parte del sistema de comercialización y producción y puede avanzar en materia de seguridad y alimentación, terminando de forma paulatina con el problema de la falta de productividad del campo venezolano y con el de la propiedad.

La Misión Zamora pone en marcha un plan de adjudicación de tierras para toda aquella persona que desee cultivarlas. Asimismo, apoya el desarrollo del medio rural con financiación, asistencia técnica, capacitación, obras de infraestructuras, etc.; así como la organización colectiva de familias de campesinos a través de sistemas de autogestión y cooperación.

Por otro lado, se palia el éxodo rural en estas zonas y se facilita el retorno de todos aquellos que dejaron el campo en busca de otra vida para que puedan regresar con seguridad y garantías a la actividad agrícola. También se crean nuevas fuentes de trabajo.

Para conseguir todo esto y mucho más se crean los Fundos Zamoranos, con son unidades productivas colectivas o individuales que se ubican en tierras que tienen vocación agraria y que han sido recuperadas por el Instituto Nacional de Tierras (INTI). Por su parte, existe la carta agraria, un documento que concede el INTI y que avala que las tierras en cuestión están ocupadas por campesinos que han expreso su voluntad de cultivarlas y aprovecharlas.

Noticias relacionadas

Aquí puedes expresar tu sentimiento acerca de este tema relacionado con las Misiones Bolivarianas que se intuye atractivo para ti y para más gente con quien tienes la posibilidad de expresar lo que experimentas. Así las cosas, este lugar está destinado a que tengas la posibilidad tener coloquios con más personas acerca de lo que significa para ti estos temas. Estamos convencidos de que el intercambio de palabras será muy valioso para aumentar los conocimientos sobre este asunto y que la conversación entre los usuarios sin duda logrará engrandecer todo el contenido que hay aquí con la finalidad de que te encuentres siempre informado. Esperamos tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *